Tipos de puerta y grados de seguridad

Nuestras casas son sinónimo de tranquilidad y seguridad. Son los lugares en donde nos sentimos más seguros, alejados del exterior. Aunque algunas veces, esto no es así. La inseguridad siempre está al asecho, y tenemos que estar protegidos lo más posible ante esta.

Los accesos que tenemos a nuestro hogar son las ventanas, que más que ser un acceso, suelen ser decorativas y las puertas. Una puerta de entrada puede decir mucho de tu casa y de lo que tienes dentro de esta. Usualmente es la primera parte de tu casa que se ve, y muchos estarán atentos intentando ver qué tal es el interior de tu casa, según la puerta que tienes.

Los ladrones son los primeros que prestan atención a esto. Tienen muchas tácticas diferentes con las cuales recaban información de qué tan segura es tu puerta, cuál es tu rutina regular, entre otras cosas. Pero lo más importante, es que siempre están buscando maneras de entrar a tu casa.

Dependiendo de nuestra puerta de entrada, esta tendrá un grado de seguridad y también características distintas. A continuación hablaremos de los tipos de puerta y lo que aportan en cuanto a seguridad.

  • Puertas huecas

En este caso, las puertas huecas son las que tenemos en la mayoría de nuestras casas. Estas suelen ser las que tienen menor seguridad entre todos los tipos. Generalmente, estas deberían ser usadas para habitaciones dentro de la casa, y no como nuestra puerta de entrada, ya que los ladrones siempre están pendientes de los ataques que puedan realizar en contra de estas.

Evitemos tener este tipo de puerta como principal, y si lo hacemos, lo mejor que podemos hacer es reforzar su seguridad cambiando la cerradura o agregándole más cerrojos.

  • Puertas blindadas

Son mucho más fuertes que las puertas huecas. Tienen mayor seguridad, a un costo más alto. Presentan dos placas de metales en su interior que las hacen más resistentes a ataques con herramientas más pesadas de cerrajería.

Un problema que pueden tener estas, es que su marco está hecho de madera, por lo que si un ladrón opta por abrirla mediante una palanca, este lo puede hacer fácilmente. Siempre es mejor cambiar la cerradura para poder reforzarla ante cualquier ataque. Esto lo puede hacer un cerrajero profesional.

  • Puertas acorazadas

Este tipo es más seguro que las anteriores, pero como siempre, mientras más seguridad tenga, más costosa será. Una de las características principales de esta es que los complementos que tiene de madera son meramente estéticos, y no corresponden a la seguridad que tiene su cuerpo de acero, cubriendo la fallas de las blindadas usando un marco de metal.

Los ladrones se verán obligados a usar un tipo de herramientas especiales como taladros o seguetas ya que son puertas muy resistentes. Además, si se incluye una cerradura de seguridad, esta aumentará aún más.

  • Puerta de seguridad

Por último están las puertas de seguridad. En este caso, son las más costosas y tienen mayores aplicaciones en empresas o en lugares en donde se necesite tener una seguridad suprema, como en oficinas de gobiernos, bancos, entre otros.

 

Posted under puertas