Cerraduras. ¿Qué debemos saber?

Una gran parte de la seguridad que tenemos en casa tiene que ver con las cerraduras. Estos son los dispositivos de seguridad que forman un complejo con otros. Una cerradura nos permite el bloqueo de una habitación o el acceso a objetos, documentos entre otros.

Es un sistema que viene desde la antigüedad, cuando los egipcios intentaban proteger las tumbas de sus faraones o simplemente proteger sus cosechas. En la actualidad estas se pueden encontrar en todos lados, pero, sabemos que están ahí y su funcionalidad, mas no cómo se componen o cuáles son sus tipos.

A continuación hablaremos de cuáles son los tipos de cerradura existen.

  • Embutidas

Este tipo de cerradura es de las más usadas. Va instalada embutida o en el interior de la puerta. En este caso, solo vas a tener que ver la parte por donde tendrás que introducir la llave para poder abrir la puerta. Son resistentes y también seguras, aunque esto siempre dependerá del modelo que se elija.

  • Sobreponer

En este caso, la cerradura va superpuesta sobre la puerta, y puedes ver el cerradero y la cerradura completamente expuestos. Existen diversos diseños, aunque todo dependerá de la marca que se escoja.

Sabiendo los tipos de cerradura, entonces podemos pasar a los componentes de esta misma, ya que nosotros al tener conocimiento sobre esto, podemos dar mejores detalles sobre algún problema de cerrajería que tengamos y podamos expresarnos mejor cuando hablamos con un cerrajero. A pesar de que no todas tienen las mismas partes, en este caso hablaremos de una normal

  • Frontal

Es la parte que se puede ver en el canto de la puerta. Se comprende por una serie de tornillos que tienen como función fijar el bombín en su sitio y además de esto sujetarla para que no se caiga.

  • Resbalón

Esta pieza se encuentra en el frontal, y es móvil, es decir, puede entrar y salir. Se introduce en la cerradura cuando bajamos la manilla o en el caso de las embutidas, cuando se introduce la llave para poder girar el cilindro de la cerradura. Debido a su función de retracción es que podemos abrir la puerta y entrar en el interior.

  • Bulones

La función de los bulones, es de poder retraerse para poder la apertura de la cerradura. Solamente funciona si se le introduce la llave para poder abrir la puerta. Si se cierra la puerta, estos salen y la puerta se mantiene cerrada hasta que la llave sea introducida nuevamente.

  • Bombín (Cilindro o bombillo)

Esta es una de las piezas más importantes que tiene una cerradura ya que esta es la parte en donde introducimos la llave para poder darle apertura a la puerta. También es bueno que si este se llegase a dañar, no es necesario tener que cambiar toda la cerradura, con un cambio ya es suficiente.

Entre las últimas están el cerradero, la bocallave y la manilla. Es bueno tener conocimiento general sobre las partes de las cerraduras ya que así trataremos mejor y las podremos usar de mejor manera.

 

Posted under Sin categoría